¿CUAL ES LA MAYOR PROFUNDIDAD QUE SE HA ALCANZADO EN APNEA?
10 agosto, 2015
REGRESO AL BUCEO DESPUES DE SUFRIR UN DCI
31 agosto, 2015
Mostrar todos

FISIOLOGIA DEL SISTEMA RESPIRATORIO

Como ya sabes, la respiración es vital para la vida humana. Sufre cambios considerables cuando está expuesta a presiones, esto influye tanto en el sistema respiratorio como en el circulatorio.

Bajo presión, Los niveles de dióxido de carbono aumentan, la resistencia a la respiración aumenta también y por consecuencia la turbulencia del aire en las vías respiratorias se incrementa junto con los espacios de aire muerto. Una vez sumergidos, con la inspiración, comienza todo un proceso de cambios.

Veamos la inspiración: El aire va hacia los alvéolos, el cual queda remanente en vías respiratorias producto de la expiración anterior, por consiguiente este aire tiene un gran porcentaje de dióxido de carbono, el cual es mezclado con el aire que se acaba de inspirar, por lo que el aire alveolar siempre tendrá niveles de dióxido de carbono superiores al aire que estamos por respirar, al adicionarle el equipo de buceo (regulador en este caso), se incremente la resistencia a la respiración, por consiguiente los espacios de aire muerto, (porción del volumen de la respiración pulmonar que no participa en el intercambio de gases, los espacios de aire son, senos nasales, tráquea y bronquios, con el equipo se adiciona el espacio de aire del regulador, como volumen adicional a los espacios de aire muerto), influido todavía más por una reducción de 15-20% aproximadamente en el volumen pulmonar,debido a la compresión del tórax por la presión del agua. Con está reducción del volumen respiratorio y el incremento de los espacios de aire muerto,  se incrementan los % de aire de estos espacios de aire, que se mezclan con el aire recién inspirado, al igual que los niveles de CO2 en el aire alveolar.

Estos incrementos, están relacionados con el volumen pulmonar y volumen del espacio de aire muerto, esto puede variar drásticamente de niveles mínimos a máximos. El aumento de los niveles de CO2 en los alvéolos elevara los % de CO2 en la sangre estimulando el centro de reflejos de la respiración, (recuerden que el CO2 es el estimulante de la respiración), cuál respuesta será una respiración más rápida y profunda. Esto lleva a un aumento en la resistencia a la respiración, turbulencia en las vías respiratorias, ETC.

En algunos casos, la tolerancia a niveles de CO2 superiores a los normales, parece estar ligada a la experiencia (entrenamiento), que hacen soportar largas exposiciones (Ej: La Apnea). Frente a está situación, el cuerpo humano responde de cierta manera, la cual es conocida como Respuesta Voluntaria.

RESPUESTA VOLUNTARIA:  Es la que realiza el buceador de forma consciente. Es una respiración profunda, maximiza el volumen de aire, utilizando todo el volumen respiratorio pulmonar posible, reduciendo drásticamente los espacios de aire muerto e incrementando los % de aire “puro” que llega a los pulmones. Al añadir el equipo de buceo autónomo, este tipo de respiración, requiere de una adaptación voluntaria, por parte del buceador, como consecuencia de la alta densidad del aire a medida que se incrementa la profundidad (a > profundidad > presión), menor uniformidad en el flujo del aire debido al incremento en la velocidad con la que viaja el aire a Través de los conductos aéreos, consecuentemente se incrementa la resistencia a la respiración.

RESISTENCIA A LA RESPIRACIÓN: La resistencia a la respiración, tiene como beneficio, un incremento en la presión de los bronquiolos y alvéolos, durante el proceso de la exhalación, dicho aumento ayuda a evitar el colapso respiratorio después de la exhalación. Una exhalación forzada, puede conllevar a que un % de los bronquiolos pulmonares colapsen, provocando daños internos momentáneos, las paredes internas los bronquiolos y los alvéolos, están cubiertas de surfactante (Sustancia que cubre las superficies internas de los bronquios y los alvéolos). Esta ayuda a prevenir que estos colapsen durante el proceso de la exhalación.

El hábito de fumar, es uno de los principales factores que puede contribuir a la perdida del surfactante, inhibiendo la reabertura de los bronquíolos, lo que puede conducir a una condición sesionar de los pulmones, muy similar cuando se realiza apnea.

Está condición puede conducir a lesiones pulmonares serias, las cuales pueden variar en su magnitud o severidad, factores tales como la profundidad, ritmo respiratorio, volumen respiratorio, carga de trabajo durante la inmersión. Juegan roles importantes en el tipo de lesiones que se pueden presentar.